Extensión de ERTEs hasta el 31 de enero de 2021
30 Septiembre, 2020

Se ha aprobado el Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo. Repasamos en este artículo los aspectos más destacados de esta nueva normativa.

Se ha aprobado el Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo.

El Gobierno, la patronal y los sindicatos han cerrado la cuarta prórroga de los ERTEs de la COVID-19. El acuerdo prolonga (con matices) las ayudas para estos expedientes hasta el 31 de enero del 2021, prioriza una lista de sectores concretos y mantiene las prestaciones de desempleo para aquellos trabajadores que permanezcan en ERTE. Más de 700.000 personas se encuentran actualmente en España en un expediente de suspensión. Estas son las claves del pacto alcanzado entre el Ejecutivo, CEOE, Cepyme, CCOO y UGT.

 

¿Qué empresas podrán acogerse a los ertes de la covid?

Se distingue tres tipos de ERTEs

  1. ERTEs de suspensión (los denominados hasta ahora ERTEs de rebrote): estos son aquellos expedientes a los que puede recurrir toda empresa que se vea forzada a cerrar por una decisión gubernamental. Ya sea por un rebrote temporal, como por ejemplo, un bar ubicado en un barrio en el que se ha detectado un repunte de los contagios de covid y para el cual el gobierno autonómico de turno ha decretado temporalmente el cierre. O bien por un cierre decretado desde hace tiempo, como sería el caso del ocio nocturno, que lleva vetado desde hace meses.
  2. ERTE por limitación de actividad: este protege a aquellas empresas que se vean afectadas por limitaciones puntuales de su producción, aunque puedan seguir operando. Un ejemplo sería un cine que tiene limitado su aforo por motivos sanitarios.
  3. ERTE en empresas pertenecientes a sectores con una elevada tasa de cobertura y una reducida tasa de recuperación de actividad: se incluyen las empresas afectadas por un ERTE por fuerza mayor vigente hasta el 30 de septiembre y cuya actividad se incluya en alguno de los códigos CNAEs (clasificación nacional de actividades económicas) recogidos en la nueva normativa. Puede consultar el listado completo aquí.

Para aquellas empresas que no estén en esa lista de CNAEs, podrán acogerse acogerse a un ERTE por fuerza mayor siempre que puedan acreditar que su actividad depende de una empresa que sí está en dicha lista (además de tener que tener abierto un ERTE por fuerza mayor a 30 de septiembre). Para acceder a dichas ayudas deberán poder probar que el 50% o más de su facturación del ejercicio 2019 se haya generado directamente por empresas de sectores incluidos en el citado listado de códigos CNAE.

¿Qué pasa con todas las empresas que tienen ahora un ERTE de fuerza mayor por las primeras medidas contra la pandemia?

Estos ERTE quedan todos prorrogados automáticamente hasta el 31 de enero próximo y los trabajadores mantienen sus prestaciones. Ahora bien, se establecen nuevas exoneraciones empresariales que solo beneficiarán a una parte de estas empresas. Concretamente, "aquellas especialmente afectadas por la pandemia". Estas se definen por tener una elevada tasa de cobertura por ERTE y una reducida tasa de recuperación de actividad y desarrollan una actividad que se clasifique en alguno de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE-09) recogidos en el acuerdo.

¿A cuánto ascienden las ayudas para las empresas?

La cuantía de las ayudas dependerá del tipo de ERTE y del tamaño de la empresa.

  1. ERTEs de suspensión: exoneración del 100% de las cotizaciones de sus empleados a la Seguridad Social siempre que no tengan más de 50 empleados en plantilla. Si la empresa tiene más de 50 trabajadores, las ayudas serán del 90%. La exoneración de cuotas durará lo que dure el ERTE por rebrote, es decir, mientras permanezca vigente la orden administrativa que limita dicha actividad económica (nunca más allá del 31 de enero de 2021 salvo que se apruebe nueva prórroga al respecto). Siguiendo con el ejemplo del bar, cuando el gobierno autonómico le vuelva a permitir abrir, el ERTE y sus ayudas decaerán.
  2. ERTE por limitación de actividad: las exoneraciones para las empresas con 50 o menos trabajadores en los meses de octubre, noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, alcanzará el 100 %, 90 %, 85 % y 80 %, respectivamente. Y para las firmas con una plantilla superior a dicha cifra, los porcentajes serán del 90%, 80%, 75% y 70% respectivamente.
  3. ERTEs de los sectores más afectados (las pertenecientes directamente a los sectores protegidos o las que formen parte, de manera acreditada, de la cadena de valor de las compañías de dichos sectores protegidos): las exoneraciones serán lineales y también en función del tamaño de la empresa. Las exoneraciones serán del 85% (octubre, noviembre, diciembre y enero) para las empresas con menos de 50 trabajadores y del 75% (octubre, noviembre, diciembre y enero)  para las que tienen 50 trabajadores o más tanto para los trabajadores suspendidos como para los que se reincorporen a sus puestos de trabajo.

¿Qué ocurre con los procedimientos de suspensión y reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción vinculadas a la COVID-19?

Los procedimientos de regulación temporal de empleo basados en causas económicas, técnicas, organizativas y de producción vinculadas a la Covid-19 iniciados tras la entrada en vigor del presente real decreto-ley y hasta el 31 de enero de 2021, les resultará de aplicación el artículo 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, con las especialidades recogidas en el nuevo RD de 30 de septiembre:

  • La tramitación de estos expedientes podrá iniciarse mientras esté vigente un expediente de regulación temporal de empleo de fuerza mayor (basados en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo).
  • La fecha de efectos de aquel se retrotraerá a la fecha de finalización del ERTE por fuerza mayor.
  • Los expedientes de regulación temporal de empleo vigentes a la fecha de entrada en vigor del presente real decreto-ley seguirán siendo aplicables en los términos previstos en la comunicación final de la empresa y hasta el término referido en la misma.
  • Cabrá la prórroga de un expediente que finalice durante la vigencia del presente real decreto-ley, en los términos previstos en este apartado, siempre que se alcance acuerdo para ello en el periodo de consultas

¿Cómo se aplican las exenciones?

Las exenciones en la cotización se aplicarán por la Tesorería General de la Seguridad Social a instancia de la empresa, previa comunicación de la identificación de las personas trabajadoras y periodo de la suspensión o reducción de jornada, y previa presentación de declaración responsable, respecto de cada código de cuenta de cotización y mes de devengo. Esta declaración hará referencia tanto a la existencia como al mantenimiento de la vigencia de los expedientes de regulación temporal de empleo y al cumplimiento de los requisitos establecidos para la aplicación de estas exenciones. En concreto y, en cualquier caso, la declaración hará referencia a haber obtenido la correspondiente resolución de la autoridad laboral emitida de forma expresa o por silencio administrativo.

Para que la exención resulte de aplicación las declaraciones responsables se deberán presentar antes de solicitarse el cálculo de la liquidación de cuotas correspondiente al periodo de devengo de cuotas sobre el que tengan efectos dichas declaraciones.

La renuncia expresa al expediente de regulación temporal de empleo determina la finalización de estas exenciones desde la fecha de efectos de dicha renuncia. Las empresas deberán comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social, así como a la autoridad laboral que hubiese dictado la resolución expresa o tácita en el mismo, esta renuncia expresa al expediente de regulación de empleo.

En el caso de empresas dependientes de empresas incluidas en los códigos CNAE de sectores más afectados deberán presentar la solicitud de declaración de empresa dependiente o integrante de la cadena de valor entre los días 5 y 19 de octubre de 2020

¿Cómo quedan las prestaciones de los trabajadores afectados?

La cuantía de las prestación de los ERTE para los empleados afectados se mantendrá igual, en el 70% de la base reguladora hasta el 31 de enero del 2021.

No obstante, cabe recordar que seguirá limitado a las cuantías habituales, es decir, a 1.098,09 euros mensuales si el trabajador no tiene hijos a cargo; a 1.254,96 euros si tiene un hijo y a 1.411,83 euros si tiene dos o más hijos a cargo.

¿Computan las prestaciones para el paro?

Del 15 de marzo al 30 de septiembre no computaran las prestaciones recibidas. A partir del 1 de octubre, se elimina dicho contador a cero.

No obstante lo anterior, todas las personas afectadas por ERTEs que pierdan su empleo antes del 31/12/2021 debido a la finalización de contrato de duración determinada, despido individual o colectivo por causas ETOP, o despido por cualquier causa declarado improcedente, tampoco verán descontadas las prestaciones que hayan consumido por estar en un ERTE, entre el 1 de octubre y el 31 de enero de 2021.

¿Tienen derecho los trabajadores fijos discontinuos a alguna ayuda?

Se ha incorporado una novedad para proteger a los trabajadores fijos discontinuos: estos profesionales cobrarán su prestación hayan o no agotado sus cotizaciones acumuladas.

Aunque solo podrán acceder a dicha prestación extraordinaria aquellos fijos discontinuos que hayan estado cubiertos por un ERTE en algún momento de la pandemia y posteriormente su contrato haya vencido y hayan vuelto a una situación de desempleo.

Esta prestación será compatible con el trabajo por cuenta ajena a tiempo parcial que se mantenga en la fecha del nacimiento del derecho o que se adquiera con posterioridad, según reza el texto aprobado.

¿Se mantiene el veto a las horas extras o al reparto de dividendos?

Sí. El nuevo acuerdo del Gobierno mantiene las limitaciones y las cláusulas de salvaguarda del empleo. Las compañías que están actualmente en un ERTE no podrán plantear horas extras a sus plantillas, ni recurrir a una externalización o subcontrata. Tampoco pueden las compañías repartir dividendos en el mismo ejercicio que mantiene un ERTE.

¿Pueden las empresas en ERTE despedir a trabajadores?

No. Las compañías en ERTE tampoco podrán acometer despidos durante los seis primeros meses del expediente, arrancando el contador en el momento en el que la compañía desafecta al primer trabajador. Si así lo hicieran, las empresas se verían obligadas a devolver el importe correspondiente a la exoneración de cuotas a la Seguridad Social y de los importes de las prestaciones de los trabajadores afectados.

 

Recomendamos que todo emprendedor o empresario cuente con asesoramiento especializado en materia laboral. En DAEM contamos con una larga experiencia en asesoramiento mercantil y societario. Póngase en contacto con nosotros si necesita más información: enviando un e-mail a laboral@daem.es o llamando al +34 93 280 21 66.

 

Aviso legal: Este artículo ha sido preparado en base a cierta información pública y refleja una serie de observaciones de carácter general. DAEM no acepta ningún tipo de responsabilidad frente a terceros como consecuencia de las decisiones o acciones que pueden ser adoptadas basándose en el contenido de este artículo.

Extensión de ERTEs hasta el 31 de enero de 2021

En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario en la misma web. Política de datos. Al continuar navegando por el Sitio Web estás entendiendo y aceptando su uso.