Objetivos a largo plazo en su compañía

La creación de una empresa debe empezar por un estudio y una planificación de la acción empresarial. Esto significa que debe valorarse todo tipo de prestaciones, servicios, productos y balances antes de iniciarse con su compañía. Se trata de un momento fundamental dentro de toda la ilusión que lleva empezar un nuevo proyecto, datos que se necesitan para conseguir crear una empresa sostenible que siga creciendo con el tiempo.

 

Al contar con estos datos, podrá llevar a cabo unos objetivos lógicos que puedan mostrar, tanto en un corto como en un largo plazo, los resultados de la compañía. Se trata de situaciones o estados que una empresa pretende alcanzar en un periodo de tiempo determinado. Cuando es una meta con un amplio periodo temporal, se está hablando de objetivos a largo plazo en su compañía.

 

Estos deben indicar aspectos muy importantes de la institución como son la misión, la visión y sus valores. Deben estar impregnados del sello de la entidad demostrando así cómo se gestiona correctamente un proyecto empresarial. No es posible iniciar un plan de acciones si no se han decidido correctamente los objetivos de la marca, ya que si no no seremos capaces de valorar los resultados de nuestro ejercicio.

 

Desde DAEM, en nuestra Área de Consultoría, nos gusta centrarnos en crear objetivos racionales que siguen un patrón clave para cualquier tipo de sector:

  • Debe ser un objetivo medible. Esto significa que, cuando realice este ejercicio, necesita encontrar un objetivo que le permita poder visibilizar cómo va. Las metas centradas en ‘premios’ no suelen ser útiles, ya que no permiten que la monitorización de la empresa dé ningún dato en el camino, sino que es una finalización de sí o no. En consecuencia, al no realizar el objetivo, parece que todo el trabajo que ha habido detrás no haya valido para nada.
  • Hablamos de metas alcanzables. Aunque puede parecer algo obvio, el mundo empresarial a veces se pone objetivos que no son posibles para animar a su equipo a luchar más y así quedarse más arriba de lo que realmente pretendían. Esta idea puede ser útil si quiere que su compañía dure un tiempo determinado, ya que, al no alcanzar nunca esas ‘metas inalcanzables’, los empleados se sentirán incapaces e irán bajando el ritmo. La empresa se verá afectada al no conseguir nunca lo que se propone.
  • Aunque nos centramos en largo plazo, debemos establecer un tiempo. Todos los miembros de la institución deben ser capaces de saber cómo van con el objetivo. Cuánto tiempo les queda o por donde van los datos son información que debe estar clara al decidir el objetivo.
  • Los mejores empresarios son los realistas. No hay nadie que conozca mejor su empresa que uno mismo así que realmente se es capaz de saber a dónde puede y no puede llegar. Los objetivos realistas ayudarán a hacer entender a las personas los verdaderos valores de su compañía. Es muy interesante que quiera llegar a ser el mayor exportador de fresas de toda Europa, pero si uno de sus valores es la proximidad, no tiene sentido que tenga esta meta. Se debe ser consciente de qué es y qué representa nuestra marca.

 

Nuestro equipo ofrece una amplia gama de servicios de asesoramiento para contribuir a crear una estrategia de crecimiento a largo plazo para su compañía. Debemos tener en cuenta que los objetivos a largo plazo son con vistas a 5 años así que los planes estratégicos podrán ayudar a que la empresa no se desvíe del camino correcto y óptimo.

 

Dentro de la viabilidad de una marca, también están los objetivos a largo alcance que haya creado. La asesoría de consultores expertos que puedan valorar el caso con datos y de forma objetiva es la mejor forma de saber si iniciarse y cómo hacerlo en un nuevo proyecto empresarial. En DAEM sabemos que cada sector tiene sus particularidades y todo asesor debe conocerlas. Nuestros profesionales trabajan en equipos multidisciplinares especializados en los distintos sectores de actividad. Algunos de ellos son: productos de consumo, construcción e inmobiliario, financiero y seguros, energía, capital riesgo, servicios y turismo, industrial, tecnología y comunicaciones, sanidad y farmacéutico y startups.

Debido a nuestro enfoque de asesoramiento multidisciplinar, desarrollamos soluciones que tienen en cuenta todos los aspectos necesarios. Gracias a nuestra larga experiencia como asesores, somos conocedores de la gran mayoría de los sectores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies