¿Qué son las retribuciones en especie? ¿Qué ventajas fiscales tienen?

RETRIBUCIONES EN ESPECIE

 

De acuerdo con el art. 42.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del impuesto sobre la Renta de las Personas físicas (IRPF), constituyen rendimientos del trabajo en especie la utilización, consumo u obtención para fines particulares, de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal del mercado, aunque no supongan un gasto real para el que las conceda. La principal diferencia entre este concepto salarial y el resto es que no se abonan con dinero sino con la puesta a disposición del trabajador de productos y/o servicios de los que se pueden beneficiar.

 

Estos rendimientos, por norma general, deben incluirse en la base imponible del IRPF y deben reflejarse en la hoja de salario del trabajador. No obstante, trazar la frontera entre la existencia de una retribución en especie (beneficio particular para el trabajador) y la existencia o provisión de un simple instrumento o condición favorable de trabajo (no se busca proporcionar un beneficio al trabajador, sino dotarle de medios idóneos para lograr un mejor desempeño de su trabajo) no es tarea fácil y es una fuente de polémica entre Administración y administrados. En estos casos la presunción juega a favor del contribuyente, en función, por ejemplo, de las condiciones objetivas de los bienes o servicios de la actividad desarrollada.

 

La Ley de IRPF especifica que no tienen la consideración de rendimientos del trabajo en especie: las cantidades destinadas a la actualización, capacitación o reciclaje del personal empleado, cuando vengan exigidos por el desarrollo de sus actividades o las caracteristicas de los puestos de trabajo. Tampoco las primas o cuotas satisfechas por la empresa en virtud de contrato de seguro de accidente laboral o responsabilidad civil del trabajador.

 

Adicionalmente, la valoración de los bienes y/o servicios a valor de mercado es, a veces, difícil de cuantificar, para lo que la Ley de IRPF establece una serie de reglas generales según la naturaleza del bien o servicio (recomendamos contactar con Daem para conocer más detalle sobre las normas de valoración de estos conceptos).

 

Por último, cabe destacar que existen una serie de rendimientos en especie que están exonerados de gravamen en el IRPF lo cual ofrece importantes ventajas al trabajador:

  • Las entregas a empleados de productos a precios rebajados que se realicen en cantinas o comedores de empresa o economatos de caracter social.
  • Las entregas de vales o cheques de comida (“Ticket restaurant”) hasta un límite de 11€ diarios (cuantía revisable atendiendo a la evolución económica y el carácter social de esta medida por el Ministerio de Hacienda) debiendo cumplir además una serie de requisitos (numeración y control, intransisibilidad, sin reembolso, etc.).
  • La utilización de los bienes destinados a los servicios sociales y culturales del personal empleado.
  • Las primas o cuotas satisfechas a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad (pudiendo alcanzar a su cónyuge o descendientes) con un límite de 500€ por persona (1.500€ en caso de discapacidad).
  • La prestación del servicio de educación preescolar, infantil, primaria, secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional por centros educativos autorizados, a los hijos de los empleados de los centros educativos, con carácter gratuito o por precio inferior al normal de mercado.
  • Las cantidades satisfechas a las entidades encargadas de prestar el servicio público de transporte colectivo de viajeros con la finalidad de favorecer el desplazamiento de los empleados entre su lugar de residencia y el centro de trabajo, con el límite de 1.500 euros anuales para cada trabajador.
  • En los términos que reglamentariamente se establezcan, la entrega a los trabajadores en activo, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otras empresas del grupo de sociedades, en la parte que no exceda, para el conjunto de las entregadas a cada trabajador, de 12.000 euros anuales.

 

El resto de rendimientos en especie, no incluidos en esta lista, así como los rendimientos que superen los límites establecidos o no cumplan con las condiciones establecidas en el artículo 42 de la Ley del IRPF, no estarán exentos y deberán tributar por IRPF.

 

Ejemplos de retribuciones en especie:

  • Tickets restaurante o comedor subvencionado: para que el trabajor utilice en su hora de comida (con los límites comentados en este artículo en el caso indirecto)
  • Transporte de empresa: algunas empresas, especialmente aquellas que están lejos de los cascos urbanos o tienen horarios que no coinciden con el transporte público, tienen autobuses o furgonetas para trasladar a los trabajadores.
  • Teléfono de empresa: cuando se utilicen de forma privada y no solo para cuestiones de trabajo.
  • Coche de empresa: cuando se utilicen de forma privada y no solo para cuestiones de trabajo.
  • Plaza de parking: cuando se utilicen de forma privada y no solo para cuestiones de trabajo.
  • Vivienda de empresa: cuando la empresa alquile o tenga en propiedad una vivienda que ponga a disposición del trabajador.
  • Conexión a internet del trabajador: sobre todo para trabajadores que teletrabajan.
  • Servicio de guarderia: ya sea en la propia empresa o a través de guardería con las que haya un convenio.
  • Suscripción de planes de pensiones o seguros médicos: a favor del trabajador siendo la empresa quien asume el cargo de las primas o pagas (con los límites comentados en este artículo).
  • Préstamos blandos: préstamo que la empresa concede al trabajador, normalmente con un interés inferior al del mercado.
  • Participaciones y acciones de la empresa: se entrega a los trabajadores acciones en vez de dinero (con los límites comentados en este artículo).

 

Recomendamos que todo emprendedor o empresario cuente con asesoramiento especializado en materia laboral. En Daem contamos con una larga experiencia en el asesoramiento laboral y fiscal. Ponte en contacto con nosotros si necesitas más información: enviando un email a laboral@daem.es o llamando al +34 93 280 21 66.

 

Aviso legal: Este artículo ha sido preparado en base a cierta información pública y refleja una serie de observaciones de carácter general. DAEM no acepta ningún tipo de responsabilidad frente a terceros como consecuencia de las decisiones o acciones que pueden ser adoptadas basándose en el contenido de este artículo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies